Preguntas frecuentes – FAQs

  • ¿Qué es el cáncer?

    El cáncer es una enfermedad determinada por la proliferación incontrolada de células en diferentes órganos o tejidos.

    La mayoría de las células cancerosas generan una masa a la que se llama tumor, el cual dará alteraciones en el organismo de acuerdo a su localización y agresividad.

    Dentro de los distintos tumores existen algunos con mayor agresividad que otros, manifestada por la capacidad de invadir tejidos directamente o viajar por el organismo alojándose en lugares distantes al tumor primario, a lo cual le llamamos metástasis.

    El problema central del origen del cáncer es que aparece un desajuste en el reloj biológico de la célula. El crecimiento normal y la muerte celular están determinados por factores genéticos y ambientales; las células tumorales sufren un cambio hasta tornarse asociales.

    Por efecto de diferentes agentes que producen cáncer (tabaco, exposición solar, etc) se puede alterar el programa genético celular normal, determinando que las células tengan una mayor autonomía y crecimiento no controlado.

    No alcanza la alteración de un solo gen para que aparezca cáncer, la mayoría de los tumores humanos se producen por la suma de alteraciones genéticas no mortales para la célula.

     

    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Cuál es la frecuencia del cáncer en el Uruguay?

    De acuerdo a la Sociedad Americana de Oncología, Uruguay ocupa el 8º lugar como causa de muerte por cáncer en la mujer y el 14ª lugar en hombres.

    Los tumores más frecuentes en Uruguay, en orden decreciente son:

    • en el sexo masculino: pulmón, próstata, colo-recto, piel y estómago.
    • en el sexo femenino; mama, colo-recto, cuello uterino, piel y pulmón.

    Usted puede obtener mayor información entrando en VIGILANCIA EPIDEMIOLOGICA de la CHLCC http://www.urucan.org.uy/uilayer/ve/objetivos.htm

    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Cuáles son los factores de riesgo que predisponen al cáncer?
    Un factor de riesgo es aquel que aumenta la probabilidad que una persona padezca una enfermedad, en este caso el cáncer.
    Existen algunos factores que no son posibles de evitar llamados intrínsecos, como la edad, el género, los antecedentes familiares. En cambio hay otros evitables o modificables como el tabaquismo, la dieta y la exposición solar.
    El cáncer como muchas enfermedades crónicas raramente tiene una causa única sino que existen distintos factores:   El tabaquismo es el factor de riesgo de mayor importancia en cáncer que se puede prevenir. Los órganos más expuestos al humo de tabaco son los más afectados pero también están en riesgo tejidos alejados, como por ejemplo, vejiga , cuello uterino y páncreas.
    Debemos recordar que el tabaquismo es una enfermedad crónica con recaídas, debiéndose considerar al tabaco como una droga adictiva. El riesgo de enfermedad está directamente relacionado a la cantidad de cigarrillos fumados, tiempo de duración del tabaquismo y tipo de tabaco utilizado.
    Luego de más de 30 años de campañas en contra del tabaquismo en los países desarrollados se ha logrado que comience a disminuir el consumo del mismo en los hombres. En las mujeres en cambio aumentó, lo que determinó un incremento significativo de las patologías asociadas en la mujer, como el cáncer de pulmón.
    En el Uruguay, la mortalidad por cáncer atribuible al tabaquismo es de 2464 muertes por año, siendo la principal causa de muerte el cáncer de pulmón.
    El consumo de alcohol y tabaquismo, determinan en conjunto un aumento de la incidencia de cáncer en esófago, boca y laringe. El alcohol sirve como solvente de las sustancias carcinógenas del tabaco.
    La dieta también puede influir en el desarrollo del cáncer. Las ingestas de grasas en forma excesiva se han vinculado al desarrollo de diferentes tumores, especialmente el cáncer de mama, ovario, endometrio, colon y próstata. Dicha correlación no establece causalidad clara. Es recomendable una dieta rica en fibras, lo cual se vincula con una menor frecuencia de cáncer de colon. La ingesta de determinadas sustancias como omega 3 presente en el pescado, y antioxidantes están siendo estudiados como posibles factores protectores.
    Estudios experimentales en animales, evidencian que determinado tipo de aditivos (ciclamato, aspartamo, sacarina, conservantes y colorantes) se vincula al desarrollo de cáncer, lo cual no ha podido evidenciarse aún con estudios epidemiológicos en humanos.
    La forma de elaboración, cocción y conservación de alimentos puede producir sustancias cancerígenas , por ejemplo, los productos ahumandos y la carne asada que contiene hidrocarburos policíclicos aromáticos, muchos de los cuales son carcinógenos.
    Además existen aditivos que llegan al alimento como consecuencia del tratamiento de las cosechas, o durante la elaboración de los alimentos, como es el caso de los nitritos y nitratos usados como conservantes.
    Estudios realizados en diferentes países han mostrado que la exposición a niveles elevados de los mismos lleva a un aumento de los cánceres de estómago y esófago.
    Respecto a la ingesta de infusiones calientes como el mate, se vio que están vinculados al desarrollo de esofagitis y cáncer de esófago, debido a la irritación provocada por la temperatura del agua ingerida.
    Las personas con cabello y ojos claros, piel blanca tienen mayor riesgo frente a la exposición solar para el desarrollo de cáncer de piel. La disminución de la capa de ozono, lleva a un aumento de radiación UV.
    Hay agentes virales relacionados con la aparición y el desarrollo de cáncer como el papovavirus y el herpes virus genital, han mostrado una asociación causal con el cáncer de cuello uterino. El papovavirus es una virosis de trasmisión sexual muy frecuente cuyo tratamiento lleva a la prevención de dicha patología.
    Existen factores de riesgo ocupacionales. Las personas que trabajan en industrias que utilizan anilinas, pinturas, caucho, deshollinadores, tienen mayor riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer (vejiga, testículo, etc).
    El cáncer no es una enfermedad heredable, lo que se hereda es la predisposición al cáncer. Los cánceres resultan de la acumulación de cambios genéticos o mutaciones de genes presentes en las células normales. Actualmente se considera que un 5 a un 10% de los tumores se desarrollan vinculados a la herencia de un gen de susceptibilidad al cáncer (sobre todo cáncer de mama y colon).

     ACS. Factores de riesgo: http://www.cancer.org/docroot/WHO/WHO_0.asp

     

    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Cómo puedo evitarlo?
    Conociendo y cambiando hábitos de riesgo, y realizando diagnóstico oportuno y precoz. La educación a nivel poblacional y la consulta al médico en forma periódica sin duda son una buena herramienta en la lucha contra el cáncer.
    La educación de la población y del personal sanitario tal vez sea una de las mejores ayudas en ésta lucha.
    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Se hereda?
    Existen familias con determinada predisposición genética a desarrollar ciertos tipos de cáncer, los que se desencadenan por factores externos conocidos y no conocidos. Mucho se ha avanzado en el conocimiento de la composición genética de la célula, y hoy sabemos que determinados tipos de genes facilitan la aparición de cáncer frente a determinadas situaciones o exposición a agentes cancerígenos. No basta sólo con una alteración, sino que se necesita la suma de alteraciones para provocar cáncer.
    Esta línea de conocimiento tal vez sea la que a futuro pueda arrojar mayores beneficios en la lucha contra el cáncer.
    De momento si bien esas investigaciones han dado resultados positivos hoy todavía estamos lejos de su aplicación clínica sistemática.

     

    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Qué cánceres puedo prevenir?

    Potencialmente todos los vinculables a hábitos perjudiciales como el tabaquismo, y otros por exposición a carcinógenos (factores que producen cáncer). El hábito de fumar está vinculado directamente con el cáncer de pulmón, otorrinolaringológicos, de las vías urinarias, etc.

     

    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Cómo debo vivir para estar protegido contra el cáncer?
    La adopción de conductas y hábitos saludables de vida como el ejercicio físico periódico y la dieta balanceada, evitar los perjudiciales, (tabaquismo, exposición solar excesiva, etc) junto con controles médicos periódicos, son un gran aporte al cuidado de nuestro cuerpo.

     

    [ ← Show Excerpt ]
  • ¿Qué controles debo hacer para cuidar mi salud, prevenir el cáncer, hacer diagnóstico temprano u oportuno?

    El rol del médico general como consejero en cuanto a hábitos y en los controles periódicos es muy importante. Se debe rescatar la figura del médico de cabecera , su papel de educador en salud y consejero en cuanto a la adopción de hábitos saludables siendo una piedra fundamental en la prevención del cáncer.

     

    [ ← Show Excerpt ]